La Piedra Rosetta: el Google Translate de los egipcios

¿Qué me dirías si te cuento que el Google Translate se inventó en el año 196 a.C.? Tranquilo, no me he vuelto loca, simplemente quiero hablarte sobre uno de los mayores descubrimientos de la Historia.

EL HALLAZGO

El 15 de julio de 1799 uno de los destacamentos militares de Napoleón Bonaparte en Egipto (dirigido por el coronel d’Hautpoul) halló muy cerca de la ciudad de Rashid (Rosetta) una extraña losa con inscripciones.

Tras examinarla, el ingeniero Michel Ange Lancret anunció que la placa contenía el mismo texto en tres escrituras diferentes: jeroglífica, griega y una tercera que le resultaba totalmente desconocida pero que (se presupuso) podría haber sido protosiríaco. Está claro que la filología es cosa de los entendidos, por lo que no es de extrañar que en 1800 el lingüista Jean-Joseph Marcel se percatara de que el extraño idioma era en realidad demótico egipcio (una derivación de la escritura hierática).

Retrato de Champollion

Pero, para fastidio de Thomas Young, no será hasta la llegada de Jean-Francois Champollion (1822) cuando el significado de la tabla quede completamente al descubierto: a este historiador francés le debemos la primera asociación de los caracteres fonéticos jeroglíficos con sus equivalentes demóticos y griegos. Gracias a su gran conocimiento del copto (idioma compuesto por el alfabeto helénico y varios caracteres demóticos) pudo realizar una tabla de interpretación fonológica y gramatical que se empleó durante años para traducir los antiguos textos egipcios cuyo significado se creía perdido.

¿DE QUÉ MATERIAL ESTÁ HECHA?

Durante muchos años se ha dicho que la piedra es de basalto negro debido a un error en el tratamiento de conservación que sufrió al llegar a Londres; la tiza con la que fueron resaltados los gravados y el bruñido con cera de carnauba oscurecieron la superficie y no fue hasta su restauración en 1999 cuando se descubrió el color gris original y las vetas rosadas que la caracterizan. Estos rasgos nos inducen a creer que podría ser granodiorita obtenida de las canteras de Gebel Tingar.

¿POR QUÉ LA INSCRIPCIÓN SE REALIZÓ EN TRES IDIOMAS?

¡Muy buena pregunta! Verás, el jeroglífico era el lenguaje más adecuado para el ámbito sacerdotal (vamos, para la gente culta), el demótico era la escritura empleada por el pueblo y el griego era el idioma más utilizado en la administración (piensa que Ptolomeo provenía de la dinastía Ptolemaica, que tenía su origen en Ptolomeo I Sóter, general del aguerrido y afamado Alejandro Magno, por lo que el uso del griego estaba muy extendido en Egipto).

¿CUÁNDO SE REALIZÓ Y POR QUÉ?

Moneda con la efigie de Ptolomeo V

La fecha de las inscripciones sitúa esta estela en el 27 de marzo de 196 a.C. (el 18 Meshir del calendario egipcio) momento que corresponde al noveno año de reinado de Ptolomeo V y detalla los pormenores de un decreto sacerdotal establecido en Menfis para otorgar un nuevo culto divino al rey como recompensa por su buena gestión y la donación de grano y plata a los templos. Esto tiene mucho sentido porque Ptolomeo V reinó en una época convulsa, con Antíoco III el Grande y Filipo V de Macedonia como principales enemigos, y los sacerdotes eran garantes del control del pueblo por lo que un “buen soborno” ayudaba a los monarcas a mantenerse en el poder y recibir una mayor adoración de sus confiados súbditos.

¡Si es que el tráfico de influencias siempre ha estado ahí, gorgones!

Publicado por Tamara Iglesias

Soy historiadora y divulgadora cultural.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora